Cómo cambiar el arranque por defecto en Ubuntu de manera sencilla

Si eres de los que tienes instalados dos sistemas operativos en tu PC y siempre que arrancas es el otro el que quieres usar, necesitas cambiar el arranque por defecto en Ubuntu. Si además no controlas mucho Ubuntu, aquí te lo explicamos de manera sencilla y paso a paso.

¿Cuál es el problema?

Le das al botón de arranque al ordenador y como sabes que tarda te distraes en otra cosa. Cuando miras a la pantalla, está Ubuntu arrancando..¡oups! Pero si yo quería abrir Windows, como el 90% de las veces. Véase, Windows o cualquier otro S.O. que usemos a menudo.

Solución

Pues la solución es muy sencilla. Sólo hay que decirle al sistema de arranque de Ubuntu, en este caso suele ser Grub, que por defecto arranque en el sistema operativo que más usamos.

En muchas páginas se explica esto de una manera un poco técnica, con muchos comandos, que dado el caso, pueden hacerte un lío. Yo te prometo que sólo usaremos dos muy sencillos perfectamente explicados.

Paso a paso

[dropcap2]1[/dropcap2]Lo primero que tenemos que hacer es encender el ordenador y fijarnos en qué línea está el sistema operativo que deseamos. Tener en cuenta que hay que empezar a contar en 0. Es decir, 0 es la primera, 1 la segunda, 2 la tercera y así. Si no has cambiado esto nunca, Ubuntu estará en primera posición (línea número 0). Buscamos entonces Windows, o el sistema operativo que queramos arrancar por defecto y nos anotamos el número que corresponda a la fila. Este es el número que deberemos cambiar en pasos posteriores. Por verlo con un ejemplo, adjunto una foto de mi caso:

arranque con Grub
Arranque con Grub

El número que yo anoto es el 5, ya que está en sexta posición.

[dropcap2]2[/dropcap2]Lo siguiente que hay que hacer es abrir el fichero que hay que editar con permisos de administrador. Lo más fácil para hacer esto es abrir un terminal, y teclear lo siguiente:

sudo gedit /etc/default/grub

Nos pedirá la contraseña de administrador de Ubuntu. Simplemente la introducimos y le damos a intro.

[dropcap2]3[/dropcap2]Una vez abierto el fichero en el editor de textos por defecto de Ubuntu (gedit), tenemos que buscar la línea “GRUB_DEFAULT=0” que debe estar por el principio del mismo. Si, como en nuestro ejemplo, Windows estaba en la posición número 5, tendremos que dejar esa línea de la siguiente forma:

GRUB_DEFAULT=5

En nuestro caso el archivo queda de la siguiente manera:

Cambiando el arranque por defecto en Ubuntu
Cambiando el arranque por defecto en Ubuntu

Simplemente guardar el fichero modificado, cerrar el gedit y volvemos a la terminal.

[dropcap2]4[/dropcap2]Por último, hay que decirle a Ubuntu que actualice los cambios, ya que de otra manera no se entera. Simplemente introducimos en la terminal la siguiente línea:

sudo update-grub2

Esperamos unos segundos y ya podemos reiniciar el ordenador para ver cómo se selecciona el sistema operativo por defecto que queríamos.

Si tienes alguna duda sobre el proceso, aquí estamos para resolverla dentro de lo posible.

La mejor manera para mantenerse en forma de manera saludable

En estos artículos relacionados con la salud o el ejercicio no pretendo hablar desde la perspectiva de un profesional, sino desde mi experiencia y un poco la cordura. Digo la cordura, porque veo muchas cosas en este mundo que se salen de lo normal. Me refiero a dietas súper agresivas, tipo dieta Ducan, máquinas de ejercicios que salen por la tele que te dicen que haces ejercicio sin moverte, programas de entrenamiento en los que te aseguran perder cientos de kilos en una semana…etc.

running

Pues si has entrado aquí buscando secretos, te puedes ir. Aquí no vas a encontrar secretos como los que mencionaba en el párrafo anterior. Para mí, son auténticas mentiras. Yo voy a explicar mi visión del asunto, y a continuación intentaremos llegar a una conclusión sobre la vida saludable.

Partimos de dos aseveraciones irrebatibles

  • El cuerpo humano es una máquina que consume calorías por cualquier cosa que haga, hasta durmiendo.
  • La comida es la herramienta que tiene el ser humano para conseguir esas calorías.

Casi sólo uniendo las dos aseveraciones sale la respuesta al título de este post.

Hay que comer tantas calorías como nuestro cuerpo queme

No hay más. Si comes más de lo que quemas (que suele ser lo habitual), pues engordas. Se puede entrar a valorar el metabolismo de cada persona, las tendencias a engordar, la constitución y demás, pero el trasfondo no cambia.

Todo tiene que hacerse de manera equilibrada. Sin extremismos

Ahora llegará el listo que dirá, pues a mí no me gusta hacer ejercicio, así que lo que voy a hacer es comer menos. Me pongo a dieta y así no hay problema. Pues eso quizá valga para no engordar, pero desde luego no vale para estar en forma. Si comes poco y no te mueves nada, tu cuerpo entra en modo “bajo consumo“. ¿Qué quiere decir esto? Pues que tu cuerpo gasta poco por defecto y cuando necesita un exceso (para subir unas escaleras sin ir más lejos), no tendrá energía y te notarás asfixiado y cansado.

El cuerpo humano tiene memoria

Este concepto es muy interesante y yo lo he aprendido por la experiencia. Tu cuerpo es una máquina muy bien diseñada; se acostumbra a lo que comes y se acostumbra a lo que haces, pero siempre dentro de unos límites. Si comes poco, se acostumbra a comer poco, se te cierra el estómago y casi no tienes hambre. Si te acostumbras a comer mucho, siempre tienes hambre y te puedes comer un buey entero. Si haces ejercicio con regularidad, pronto se acostumbra al ejercicio y mejoras con cierta rapidez.

Entonces, ¿cuál es la mejor manera para mantenerse en forma de manera saludable?

Considero que lo más importante  es tener el cuerpo activo. Si te acostumbras a realizar una actividad física regularmente, el cuerpo estará preparado para lo que venga. Desde luego, no te cansaras al subir unas tristes escaleras, ni se te escapará un autobús, tendrás más ganas de hacer cosas y en definitiva serás más feliz.

Si a esto le sumas una alimentación correcta (ya no digo estricta, ni digo no comer dulces), pues no necesitas más. Es importante remarcar que cuando hablo de alimentación correcta me refiero a 4 o 5 comidas NO copiosas al día, donde las de la mañana sean las fuertes y las de la noche las suaves. No estés toda la mañana aguantando con un cafe y por la noche antes de dormir te comas un plato de pasta.

Después de esto, se puede entrar a ver dietas equilibradas, rutinas de entrenamiento y demás, pero lo que quería transmitir es esto. En futuros post iré contando más detalles.

 

 

Disfrutando de la primera quedada de Iron Blogger en Murcia

Ayer, 21 de Noviembre fue la Presentación Oficial y primera quedada en Murcia de Iron Blogger. Por allí pudimos ver a Carlos Bravo (@carlosbravo), Alex Navarro (@vivirdelared), Paco Viudes (@pacoviudes) y Víctor Campuzano (@vcgs_net) entre otros. Todos unos cracks, muy cercanos y amables.

La pena es que no pude llegar a la presentación por motivos laborales. En cualquier caso supongo que con la info de la web y las charlas de después no me perdí demasiado. A continuación fue la presentación de Carlos Bravo, para mí bastante buena. Me gustó las ideas que comentó sobre crear comunidad y buscar lectores en vez de visitas. Esto es una asignatura pendiente que tengo… Paco Viudes tampoco dio puntada sin hilo y centró su charla sobre el branding personal en internet. Siempre interesante. Y después la gente de SikkimGin (@Sikkimgin), que se lo curró a tope con una cata de Gin Tonics de estos que están de moda. Muy acertado todo.

Un gusto conocerlos a todos; en particular muy buena la pequeña charla con Alex Navarro con Nicolás Marín y Jose Ramón Belando sobre los nichos y el posicionamiento de google. Me quedaré con el concepto que nos comentó Alex:

Hoy en día, después de que haya pasado todo el zoologico por encima de internet completo, cerca del 80% de los blogs están penalizados por google. Entre ellos, por estar todos penalizados, hay pocos cambios, ni suben ni bajan. De aquí que, a poco que tú lo hagas medio bien en un nicho concreto, puedes subir como la espuma bastante rápido.

Así que bueno, aprovechando que estoy escribiendo sobre el evento, creo que ya es hora de inscribirme como Iron Blogger! Realmente he tardado tanto porque he estado dudando sobre cómo enfocar este blog… de hecho sigo en dudas :s. No sé qué me deparará la semana que viene…pero sí que se que tendré que escribir al menos un post ;).

Algunas fotos del evento:

@pablesite, @vcgs_net, @jrbelandor y @nicolasmarin en @IronBloggerES
@pablesite, @vcgs_net, @jrbelandor y @nicolasmarin
@vivirdelared y @nicolasmarin
@vivirdelared y @nicolasmarin
Gin Tonics por cortesía de Sikkim
Gin Tonics por cortesía de Sikkim

Por último no quiero terminar el post sin mencionar a la gente de youandco.es, que estuvieron dispuestos a todo y tienen un proyecto muy bonito entre manos. Suerte a ellos también, y no duden que nos seguiremos viendo cada par de meses allí.

Buscando la victoria en la XVIII Marcha MTB de Bahía de Mazarrón

He tenido un par de meses de preparación para lo que iba a ser mi primera marcha de mountain bike después del parón de verano. En este tiempo durante la semana salía un par de veces al relojero (viejo conocido), y ya en el último hice algunas salidas más largas, de más de 3 horas de duración y unos 1000 metro de desnivel acumulado.

Todo se empezó a torcer cuando el sábado anterior y tras hacer una ruta un poco exigente tuve presuntamente una rotura fibrilar. Por tanto decidí descansar toda la semana y ver cómo llegaba la pierna a la marcha. Afortunadamente este contratiempo se quedó en nada cuando salió un plan que no pude rechazar. Todo el fin de semana de casa rural en Mazarrón de preparación para la carrera. El menú durante el fin de semana fue barbacoa, pizzas, paella, bizcocho y cerveza, mucha cerveza. Nada podía salir mal.

Cerveza de casa rural
Cerveza de la casa rural

Sin embargo se complicó un poco la noche de antes… hicimos excursión por la playa, se hizo un poco tarde y el estómago delicado. A las 5:30 de la mañana me desperté y no pude ya volver a dormir. Afortunadamente, antes de la carrera pude tomar un vaso de leche con cola cao, bizcocho casero muy rico y un plátano que debía prevenirme los calambres.

Excursión nocturna
Excursión nocturna

Tras el desayuno, Nico, Joserra y yo nos pusimos en marcha para la carrera. Y de nuevo otro pequeño inconveniente; llegamos tarde a recoger los dorsales. Pero no hay mal que por bien no venga; tuvimos que correr por el puerto de Mazarrón unos minutos para intentar evitar que salieran sin nosotros. El calentamiento vino bien, pero aún así nos tuvimos que incorporar al pelotón sin pasar la pancarta de salida. ¿Habría problema con el chip? No importaba, por suerte llevaba un Garmin que tengo desde hace poco que me indicaría la marca.

Los primeros kilómetros en el pelotón los hice con buenas sensaciones pero con las pulsaciones demasiado altas. ¿La cerveza del fin de semana? ¿El poco descanso de la noche anterior? ¿La semana sin actividad? Daba igual, ¡íbamos a tope!

No pasaron dos kilómetros cuando los “pro” empezaron a tener averías mecánicas, roturas de cadena, pinchazos… íbamos descartando corredores con la ilusión de no quedar últimos cuando todo se vino abajo. En el kilómetro 5 o 6, Nico pinchaba y nos quedábamos al final del pelotón.

Primer pinchazo
Primer pinchazo

Tras arreglar el pinchazo seguimos con ilusión y ya con más calma pensando en lo que nos esperaba.

Pedregal en la orilla de la playa
Pedregal en la orilla de la playa
Paseando por Mazarrón
Paseando por Mazarrón

Tras unos 3 o 4 kilómetros sin ver a nadie ni por detrás ni por delante un nuevo pinchazo de Nico. El cambio de cámara se complica porque la cubierta es muy rígida y hasta a Joserra le asolan las dudas ¿Retirada? preguntó. Mientras, nos adelantan varios grupillos entre los que se encontraban los de la cabra, nuestros amigos y rivales. Justo al terminar de arreglar la rueda nos alcanzaban dos ciclistas escoba de la organización. Parece que oficialmente somos los últimos…la carrera iba a ser larga.

Segundo pinchazo
Segundo pinchazo

Emprendemos marcha con los dos chavales de la organización y empezamos a subir la rambla del cañal a buen ritmo. Nico muy animado y Joserra y yo desgastando un poco más de la cuenta. A los pocos kilómetros encontramos un pinchado de otro corredor que hace que dejemos de ser los últimos. Yuhu, ¡a tope de nuevo! Pero de repente, ¿agua? ostras, no llevo agua, Joserra tampoco lleva…. Nico por suerte lleva un bidón que nos salva hasta el primero avituallamiento.

Rambla del cañal
Rambla del cañal

Pero antes de llegar al mismo, aún nos esperaba tela. Primero una zona técnica en la que apenas se podía rodar y después un puerto con rampas que parecían paredes.

Zona técnica
Zona técnica
Zona técnica
Zona técnica

Cuando ya salimos a zona despejada podíamos ver no muy lejos al grupo de la cabra. Nico que se encontraba bien tiró por delante, les dio caza en un momento dado y se lanzó como nunca en una bajada trepidante. Parece ser que se asustó al darse cuenta que nos había sacado mucha ventaja; de hecho volvió en nuestra ayuda. Simplemente el puerto se nos había hecho más duro que a él. Al bajar el puerto se encontraba el primer avituallamiento y nuestro tercer parón. Nos pusimos las botas: aquarius, agua, naranzas, plátano, palmeritas, manzana… en fin, un festín en condiciones.Ya llevábamos 26 km y descontando para el final.

Avituallamiento
Avituallamiento

Seguimos marcha y empezamos a subir el segundo puerto. No sabría decir si era más duro que el primero, pero desde luego después de más de dos horas en bici a mí se me hizo muy cuesta arriba. El porcentaje de rampa era realmente alto, lo que hacía que ciertas cuestas pudieran conmigo y tuviera que bajarme de la bici. Entre tanto Joserra pinchó, otro parón y nos volvieron a coger los dos ciclistas de la organización; volvíamos a ser los últimos oficialmente.

A partir de aquí no recuerdo mucho, sólo mucho sufrimiento, los cuádriceps me pinchaban y me hacían amagos de calambres…a duras penas llegamos al segundo avituallamiento en el km 34. Aquí nos juntamos con 6 o 7 ciclistas que iban reventados y ya nos dijeron que íbamos 10 min fuera de tiempo. Nos advirtieron que podíamos acortar y evitarnos 7 u 8 cuestarrones de la muerte que suponían cerca de una hora más, pero aún así nos dieron la oportunidad de seguir por el camino normal.

Dude mucho debido a los avisos de calambres de mis cuádriceps pero… ¡Hemos venido a hacer la carrera! me dije. Craso error, apenas 5 o 6 cuestarrones más alante, en el km 38, en la hermita de la Purísima, mis piernas dijeron basta y ahí terminó mi carrera. Me quedé engarrotado con mucho dolor :(.

Acalambrado
Acalambrado en la hermita de la Purísima

El momento de subirme al todo terreno escoba fue duro moralmente pero la experiencia muy positiva. De todo se aprende y… supongo que a la próxima carrera habrá que ir más descansado, sin prisa para hacer los estiramientos necesarios, con más entrenamiento y sobre todo, con más días de casa rural para coger fuerzas :).

Joserra y Nico terminaron de subir un par de cuestas duras que quedaban y ya unos cuantos de kilómetros de bajada hasta la meta, que por cierto estaba ya desinchada…

Joserra y Nico llegando a la meta
Joserra y Nico llegando a la meta

Y ya celebrando los tres en el podium!

En el podium
En el podium

Y por último la ruta grabada con el gps hasta el km 38…

XIII Marcha Bahía de Mazarrón
XIII Marcha Bahía de Mazarrón

PD: Si quieres leer la crónica de la XVIII Marcha MTB Bahía de Mazarrón desde el punto de vista de Joserra puedes hacerlo aquí: Crónica XVIII Marcha MTB Bahía de Mazarrón.